September 2, 2013 Your Tagline here.

Mensaje de la Semana

VIVE CON ALEGRÍA

APOSTOL RENE BETANCOURT

Has cambiado mi lamento en baile; Desataste mi cilicio, y me ceñiste de alegría. 12 por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, te alabaré para siempre. Salmo 30:11-12

¿Qué es la alegría?

La alegría es un estado emocional que se activa en cualquier momento porque nace de una interpretación positiva de la vida.

Personalmente creo que a medida que maduramos más alegría vamos activando, ya que dejamos de preocuparnos por muchos aspectos y comenzamos a darle un sentido positivo a otros.

¿Qué dice la Biblia acerca de la alegría?

Mas los justos se alegrarán; se gozarán delante de Dios, Y saltarán de alegría. Salmo 68:3

Todos los días del afligido son difíciles; Mas el corazón contento tiene un banquete continuo. Proverbios 15:15

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: !Regocijaos! Filipenses: 4:4

CUATRO CONSEJOS PARA SER UN POCO MÁS FELIZ.

1- DEJA DE VIVIR EN EL PASADO

Tú no podrás ser feliz jamás, a menos que aprendas a olvidar el pasado.

Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, 14 sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. Filipenses 3:13-14

· Olvida todos tus errores, tropiezos y deslices.
· Olvida tus desengaños, desprecios, fracasos y sufrimientos.
· Olvida tu pasado de dolor.

Recuerda que en Cristo eres, o puedes llegar a ser una nueva criatura.

La Biblia dice: De modo que, si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

La Biblia dice que todas las cosas son hechas nuevas.

- Dios te ha perdonado todos tus pecados en Cristo Jesús.
- Perdónate a ti mismo, Dios ya te perdonó.
- Deja el sentimiento de culpa que te atormenta y te impide ser feliz.
- Deja la sensación de indignidad que no te deja ser feliz.

2- DEJA DE GUARDAR RENCOR

Tú no podrás ser feliz a menos que aprendas a perdonar a los demás.

El rencor te destruye poco a poco.

El resentimiento te hace infeliz

La falta de perdón es un veneno mortal que acaba con la felicidad.

Cuando estas lleno de rencor, nada te satisface.

Cuando vives sin perdonar al que te ofendió, te privas de la felicidad.
Es importante que recuerdes que, si Dios te ha perdonado, tú debes perdonar.

Perdona a los que te han lastimado intencionalmente.

Y cuando estéis orando, perdonad, si tenéis algo contra alguno, para que también vuestro Padre que está en los cielos os perdone a vosotros vuestras ofensas. Marcos 11:25

Perdona a los que te han lastimado indirectamente. Solamente así podrás experimentar la felicidad, no sigas albergando rencores en tú corazón, un corazón que no perdona no puede ser feliz, dedícate de una vez por todas a perdonar para que puedas ser feliz.

3- DEJA DE BUSCAR LA FELICIDAD DONDE NO LA HAY

¿De qué vale buscar a Dios en lugares santos si donde lo has perdido ha sido en tu Corazón?

No procures buscar la felicidad en las personas.

Las personas te decepcionan más pronto de lo que te imaginas.

Las personas te hacen sufrir cuando menos lo esperas.

La gente no puede hacerte feliz, la felicidad está en ti, no en los demás.

Deja de culpar a otros por tu tristeza e infelicidad.

DECLARA CONMIGO: ¡Nadie me debe nada!, agradezco a Dios por cada persona que ha estado conmigo sin importar el tiempo y el espacio del trayecto.

4- DEJA DE COMPARARTE CON LOS DEMÁS

No te compares, porque nadie postea sus derrotas o sus fracasos.

Cuando nos comparamos perdemos el enfoque de nuestra visión.

Cuando te comparas terminas deformándote y terminas siendo otro que no eres tu.

Nunca es bueno compararse con otros.

No midas tus éxitos con los éxitos de otros, porque siempre habrá alguien mejor que tú o peor que tú.

Económicamente siempre habrá alguien más rico que tú o más pobre que tú.

Socialmente siempre habrá alguien con mejores o peores relaciones que tú.

Maritalmente siempre habrá alguien con mejor o peor esposo o esposa que tú.

Los resultados de compararse con los demás son trágicos y adversos.

Te llenas de envidia ante los que están en mejor condición que tú.

Y de vanidad ante los que están en peor condición que tú.

Te llenas de amargura cuando no puedes estar al nivel de los ricos.

Sé tú mismo, ya no te compares con los demás ni los trates de imitar.

CONCLUSIÓN: Dios quiere que seas feliz, pero la felicidad no la encontrarás en ningún lado ni en ningún otro, sino en Él, quien tiene al Hijo, tiene la Vida, quien tiene a Jesús sus cargas son más ligeras, quien tiene a Jesús puede descansar, quien tiene a Jesús tiene paz y esa paz sobrepasa todo el entendimiento.



VER MÁS MENSAJES

PROXIMOS EVENTOS

Entérate de que esta pasando en Casa de Vida y Bendición y participa de nuestros próximos eventos.

CONTACTENOS

Estamos aquí para ti. Si tienes preguntas sobre nuestro ministerio o necesitas oración visitanos o escribenos.

HORARIOS DE SERVICIO

Ven y comparte de nuestros servicios semanales. Tenemos un servicio especial
para ti y tu familia.

CONTACTENOS

Si tienes preguntas o necesitas oración queremos ayudarte. Envianos un mensaje y te contactaremos.